AFACO finaliza su Camino por la Memoria, de apoyo a enfermos de Alzheimer

06/06/2018   Eventos

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de A Coruña (AFACO) finalizó el pasado domingo su Camino por la Memoria, una iniciativa que durante los dos últimos años ha integrado diferentes actividades entre niñas y niños de 0 a 3 años y personas mayores de 70 que sufren esa dura enfermedad, con el Camino de Santiago como hilo conductor, para crear un espacio común y fomentar lazos afectivos enriquecedores para ambos grupos.

El pasado domingo, los pequeños de la Escuela Infantil Los Rosales acompañaron a los mayores en la última etapa del camino francés, recorriendo los 4,5 kilómetros de distancia que separan el Monte do Gozo de la catedral compostelana. Y lo hicieron acompañados, como siempre, por el simpático Peregrillo, la mascota que desde el principio representó la ilusión y esperanza de los participantes de esta aventura.

Peregrillo

En el proyecto Camino por la memoria, dos grupos generacionales muy alejados han creado un espacio común a través de actividades, juegos y experiencias ideadas para favorecer la solidaridad entre ellos y fomentar vínculos afectivos de los que se enriquezcan mutuamente. El hecho de sentirse parte de la comunidad, adquirir nuevos roles, experimentar el sentido de la competencia y formar una parte importante de la sociedad son los mejores beneficios para las personas mayores y también para los pequeños.

Peregrillo

Esta experiencia pretende acercar a las personas de edad avanzada a los cambios culturales y sociales que vivimos actualmente, contagiarlos de la alegría de vivir de los más pequeños y mejorar el desarrollo de éstos, además de pasar un rato agradable y divertido.

Peregrillo

A largo de estos últimos dos años, en el marco de esta iniciativa se han organizado diversos encuentros en los distintos centros de AFACO, además de asistir a eventos culturales y de disfrutar de la música, la danza, la literatura, la arquitectura o la gastronomía.

La elección del Camino de Santiago como hilo conductor de estas actividades se debe a que en la actualidad éste ha traspasado los límites religiosos para convertirse en una experiencia global, con valores como el deporte, la solidaridad, el conocimiento y la realización personal, para personas de todo el mundo. Dada la imposibilidad de realizarlo físicamente, la peregrinación se hizo de forma virtual.

Nuestra participación en esta iniciativa responde a nuestro firme compromiso con diferentes entidades de ayuda a personas que sufren este tipo de enfermedades. Desde aquí manifestamos una vez más nuestro apoyo y aplaudimos una iniciativa tan enriquecedora e interesante.