Consejos para cuidar la pintura del coche en verano

21/08/2017   Noticias

Durante los meses de calor, nuestro vehículo está más expuesto a sufrir averías, por lo que debemos extremar sus cuidados. Como hemos visto con anterioridad, el calor afecta negativamente al rendimiento del motor, haciendo que éste pierda potencia, y los neumáticos y los frenos también pueden verse afectados por las altas temperaturas. Pero el exterior del coche también necesita unos cuidados extra debido a las condiciones climatológicas.

En el período estival, la pintura de nuestro vehículo puede sufrir más de la cuenta a causa de algunos elementos como el sol, la arena o la salitre. Por eso, hay que tener en cuenta varios consejos básicos de mantenimiento, entre los que se encuentran una exhaustiva limpieza, el encerado preventivo o el evitar en la medida de lo posible la exposición directa al sol, entre otras pautas.

El sol puede dañar las capas más superficiales de la pintura, haciendo que ésta pierda su brillo e intensidad. Además, cualquier suciedad presente sobre la carrocería puede quedar fácilmente marcada por la incidencia de los rayos solares. Por ello, se aconseja buscar siempre que se pueda lugares a la sombra para el estacionamiento.

En cuanto a los residuos que se quedan pegados a la carrocería, en especial en la zona frontal del coche (insectos, deposiciones de pájaros, etc.), mucho más comunes en esta estación que el resto del año, hay que eliminarlos cuanto antes, ya que pueden ocasionar daños irremediables en la pintura.

Antes del verano, es el momento perfecto para aplicar el encerado que los expertos recomiendan realizar una vez al año. Gracias a él, la pintura estará más protegida y resistirá mejor las agresiones externas, impidiendo que penetren en las capas más profundas de la pintura y facilitando así la limpieza del coche.

Y, por último, no podemos olvidar que una limpieza exhaustiva es básica para que el vehículo resista los daños que pueden provocar las altas temperaturas. Se recomienda limpiar el coche cada semana o cuando sea necesario, por ejemplo, después de un largo viaje.