Buenas prácticas ambientales para talleres mecánicos

05/06/2019   Noticias

Hoy, 5 de junio, se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, una iniciativa con la que todos los años desde 1974 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pretende sensibilizar a la población mundial sobre la importancia de cuidar el entorno y de que cada ciudadano se convierta en un agente activo del desarrollo sustentable y equitativo para garantizar un futuro más próspero y seguro para todos.

Cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente centra la atención en una cuestión particular apremiante. En esta ocasión, la temática se centra en la contaminación del aire, un problema no solo para el medio ambiente, sino también para la salud, y que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Día Mundial Medio Ambiente

En AD Grupo Regueira somos muy conscientes de la importancia de cuidar el entorno, tanto con los pequeños gestos de la vida cotidiana como en nuestro lugar de trabajo, y por ello incluimos en este artículo una serie de recomendaciones para nuestros principales clientes, los talleres mecánicos, en cuya actividad entran en juego muchos elementos contaminantes, desde el elevado consumo de agua, energía y combustibles varios hasta los vertidos de aceites y las emisiones por la quema de carburantes.

Para minimizar el consumo de energía, recomendamos utilizar maquinaria ecoeficiente, así como desconectar los equipos cuando su uso no sea necesario y elaborar planes de minimización del consumo eléctrico. Con el agua pasa algo similar: hay que recordar que es un recurso limitado, por lo que es importante no despilfarrar más cantidad de la necesaria. Realizar un mantenimiento preventivo de las instalaciones puede evitarnos muchos disgustos en lo referente a las emisiones y se debe evitar el vertido de productos tóxicos a la vía pública.

En cuanto a la limpieza y mantenimiento del taller, emplear sistemas adecuados de limpieza junto con sistemas de extracción de aire y minimizar en lo posible el uso de disolventes puede ser de gran ayuda. Los materiales elegidos deben garantizar el menor impacto ambiental negativo durante su ciclo de vida, y se debe evitar el uso de embalajes que no sean necesarios siempre que sea posible. En lo referente al almacenamiento, es recomendable hacer una relación de los productos utilizados y separarlos adecuadamente, en especial aquellos con características químicas diferentes para evitar reacciones. También es importante sellar herméticamente los bidones y establecer un procedimiento de detección de escape de sustancias almacenadas.

Usar la herramienta y la maquinaria más adecuada para cada trabajo y reutilizar en la medida de lo posible materiales y componentes, así como asegurarse de que todos los productos estén debidamente etiquetados e incluyan unas instrucciones de manejo claras es fundamental.

En definitiva, si queremos contribuir de forma positiva al cuidado del medio ambiente, debemos establecer un completo protocolo de gestión basado en la identificación, acumulación, envasado, almacenamiento, transporte y tratamiento de todos los residuos generados.

Hay una serie de obligaciones legales en este ámbito. Para ayudaros en esa tarea, destacamos la labor de los sistemas colectivos de gestión de aceites usados (SIGAUS) y de neumáticos fuera de uso (SIGNUS).

SIGNUS: dando valor al neumático fuera de uso 

La ley obliga a los productores a gestionar todos los residuos que generan los Neumáticos Fuera de Uso (NFU). Una correcta gestión de los mismos implica el aprovechamiento de valiosos materiales que pueden tener múltiples usos. Para lograrlo, los principales productores crearon SIGNUS Ecovalor, una entidad sin ánimo de lucro cuya misión es garantizar el control del residuo y maximizar el valor de las materias derivadas del NFU a través del desarrollo de nuevos productos y mercados, bajo la supervisión de los organismos competentes de las Comunidades Autónomas.

Gracias a una extensa red de profesionales expertos en la recogida y la reutilización de los neumáticos fuera de uso, SIGNUS garantiza el servicio gratuito a todos los generadores en cualquier punto de España. Su reutilización en el mercado de ocasión y en especial a través del proceso de recauchutado permite prolongar de la vida útil del neumático retrasando la aparición del residuo. La red operacional de SIGNUS se completa con diversas instalaciones industriales de transformación en las que se tratan los neumáticos no reutilizables, generando valiosas materias primas secundarias con múltiples aplicaciones, tales como pistas deportivas, parques infantiles, bases y rellenos de césped artificial, asfaltado de carreteras, drenajes y rellenos o para la generación de energía eléctrica. 

Neumáticos fuera de uso

SIGAUS: garantizando la recogida y el reciclaje del aceite usado

Por su parte, SIGAUS se encarga de garantizar la recogida y el reciclaje del aceite usado de vehículos y maquinaria, altamente contaminante. La peligrosidad del aceite usado se acrecienta al tratarse de un residuo muy habitual que se genera de forma muy dispersa en cada pequeño taller o industria. SIGAUS garantiza que este sea recogido en todos los talleres e instalaciones industriales, asegurando un tratamiento posterior que evite su impacto sobre el medio ambiente. 

La existencia de SIGAUS responde a la entrada en vigor en el año 2007 del Real Decreto 679/2006, que recoge el principio de responsabilidad del productor en el sector de los aceites industriales y obliga a los fabricantes o importadores a costear su recogida y reciclaje. Los fabricantes pueden cumplir con estas obligaciones de forma individual o colectiva, a través de un Sistema Integrado de Gestión (SIG). La mayoría optaron por esta segunda opción, y así nació SIGAUS.

La entidad trabaja con una red de gestores autorizados para las distintas fases del proceso: recogida, transporte y almacenamiento, analítica, tratamiento previo y tratamiento final del aceite usado. Existen dos opciones: por un lado, un complejo proceso de refinado para poder fabricar nuevos lubricantes (regeneración) y, por otro, su descontaminación para fabricar combustible de uso industrial.

SIGAUS garantiza la recogida del residuo en cualquier punto de España, aun cuando no sea rentable por distancia o volumen, así como la generación de nuevos productos. Todo el proceso está controlado por un sistema informático, y esa información es emitida cada año al Ministerio competente y las distintas Comunidades Autónomas.

Reciclaje aceite usado

Distintivos para talleres

Tanto Signus como Sigaus reconocen a aquellos talleres que demuestren tener un compromiso con el medio ambiente. Mientras que el primero otorga sus placas distintivas a aquellos negocios que hacen un especial esfuerzo en este campo, Sigaus cuenta con el programa "taller colaborador", del que podéis obtener más información pinchando aquí