Diez consejos para viajar en coche este verano

14/08/2019   Consejos

Si eres de los afortunados que se van de vacaciones la segunda quincena de agosto, o simplemente aprovechas este puente para desconectar de la rutina y tienes previsto un viaje en coche, es necesario que tengas en cuenta una serie de recomendaciones para sacar el máximo partido a tu escapada y no encontrarte con desagradables imprevistos. Para ayudarte, hemos elaborado un decálogo con los mantras que consideramos imprescindibles para que todo vaya sobre ruedas.

1. Tu taller de confianza, tu mejor aliado

Son muchos los elementos que juegan un importante papel en la seguridad. Conviene, por lo tanto, antes del viaje, confiar en un taller especializado para realizar la revisión del correcto estado del motor y todos sus componentes, así como de los niveles de aceite, refrigerante, pastillas de freno, sistemas de dirección y suspensión... También es imprescindible asegurarse de que el aire acondicionado funciona correctamente, así como del buen estado de los neumáticos. Un automóvil en perfectas condiciones es la mejor garantía para la seguridad de sus ocupantes. Si no sabes cuál elegir, echa un vistazo a nuestro Buscador de talleres.

2. La comodidad es lo primero

Es imprescindible, sobre todo cuando se va a hacer un viaje largo, llevar ropa fresca y cómoda y calzado que, además de proporcionar una correcta sujección, deje transpirar el pie. El bienestar del conductor es lo más importante, por ello también entran en juego factores como la temperatura adecuada del habitáculo. La ideal se sitúa entre los 20 y los 23 grados y siempre conviene poner el aire acondicionado, ya que abrir las ventanillas hace que se consuma más combustible y puede desestabilizar el vehículo, además de traer consigo distracciones por ruidos del exterior. También es importante la correcta colocación del conductor en el asiento, con espacio suficiente para reaccionar en caso de imprevistos y una posición del cuerpo firme pero relajada.

3. El descanso, tu mejor gasolina

Para dar la mejor versión de ti mismo, debes evitar madrugones innecesarios, así como coger el coche inmediatamente después de una larga jornada de trabajo. Durante el viaje, es aconsejable parar cada dos horas para estirar las piernas y despejar la cabeza. Lleva agua para el viaje, lo agradecerás.

4. Las comilonas, mejor en otro momento

Por supuesto, hay que intentar evitar las comidas copiosas, así como consumir alcohol y otras sustancias que puedan alterar nuestras capacidades. Igualmente, si estamos tomando medicación, es muy importante que consultemos el prospecto o con nuestro médico para comprobar que no haya ningún riesgo.

5. Las prisas no son buenas compañeras

Cuando vamos a emprender un viaje largo, no es aconsejable ponerse una hora de llegada, ya que podemos encontrarnos con imprevistos. Aunque es imposible determinar con exactitud cuál es la mejor hora de salida, puede ser de gran ayuda consultar la página de la Dirección General de Tráfico (DGT) con información sobre el estado de las carreteras, así como consultar rutas alternativas para evitar atascos en horas puntas.

Tráfico

6. Todo en regla

Asegúrate de llevar contigo toda la documentación del vehículo y tener todo en regla: ITV, permiso de circulación, seguro...

7. Precaución, la mejor consejera

Mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede e ir atento a lo que ocurre dos o tres coches por delante es imprescindible para anticiparse a cualquier imprevisto. La mejor forma de conseguirlo es circulando por el carril de la derecha, al obtener con ello mejor visión de lo que sucede delante de nosotros. Sobra decir que hay que respetar siempre la señalización y los límites de velocidad. Recuerda: lo importante es llegar, no llegar rápido.

8. Las baterías, siempre cargadas

Y no nos referimos solo a las de tu vehículo. Aunque el móvil es un dispositivo al que conviene no prestar atención al volante, sí puede ser de gran ayuda en caso de emergencia, para consultar el estado de las carreteras, evitar atascos y puntos conflictivos o si te desvías de la ruta.

9. Sin sobrecarga de sobrecargas

Muchas veces tendemos a llevar más equipaje del necesario, lo que puede provocar sobrecargas que pongan en verdadero riesgo la estabilidad del vehículo, además de poder desplazarse durante el viaje, comprometiendo nuestra seguridad. Además de evitar los "porsiacasos", la carga debe distribuirse de manera uniforme, colocando los objetos que más pesan al fondo del maletero y en último lugar las cosas que podamos necesitar durante el viaje, como bolsos de mano, dispositivos electrónicos...

10. Y, finalmente... ¡preocúpate de disfrutar!

Vacaciones

En definitiva, comodidad, descanso, previsión, información, precaución, calma y atención  pueden hacer que nuestra escapada veraniega sea inolvidable, pero por un buen motivo. Ten en cuenta estos pequeños consejos y... ¡a disfrutar del viaje!