NUESTRA HISTORIA

En los años cincuenta del siglo XX , el auge de la industria automovilística en España trajo como consecuencia inmediata la necesidad de más y mejores talleres de reparación y de empresas capaces de suministrarles los recambios e instrumentos necesarios para su negocio. En este contexto nació en el año 1965 Recambios Regueira, el germen de lo que hoy es AD Grupo Regueira

De un pequeño local en la ciudad al polígono industrial

Nuestro primer establecimiento, situado en la calle coruñesa de Juan Flórez, tenía unos cien metros cuadrados y pronto se vio la necesidad de ampliarlo. Al no ser posible hacerlo en locales contiguos, se recurrió a uno próximo en la calle Eugenio Carré. En el año 1978, ante la necesidad de nuevos espacios y la demanda de más y mejores servicios, nos trasladamos al Polígono Industrial de A Grela-Bens, donde hoy sigue ubicada la sucursal de A Coruña. 

Calle Juan Flórez en la década de los sesenta
Mostrador de la tienda de Juan Flórez
 

 

Del torno y la fresa a las nuevas tecnologías del automóvil

Ante la escasez de recambios, los talleres de los años de posguerra se veían obligados a la continua reparación de piezas usadas y deterioradas, cuando no a su propia fabricación. En ese contexto, el uso de herramientas como el torno y la fresa se hacía imprescindible.

Poco a poco se fueron fabricando recambios de automóvil, al mismo tiempo que se fue incrementando el coste de la mano de obra, con lo que resultaba más cara la reparación de la pieza deteriorada que su sustitución por una nueva.

Hoy en día, el trabajo de los mecánicos ha cambiado sustancialmente. Su principal actividad es la sustitución de componentes y, sobre todo, el diagnóstico de averías. Conscientes de ello, en AD Grupo Regueira creamos nuestro Servicio Técnico y nuestro Centro de Formación. Además, durante todos estos años, hemos tratado de proveer al taller de todas las herramientas que puedan necesitar para su trabajo diario: formación, información técnica, asistencia técnica, soporte informático, marketing e imagen

Llegamos allá donde estés

El reparto es uno de nuestros puntos fuertes. Cuando nos establecimos, observamos la gran pérdida de tiempo que suponía para los talleres el continuo desplazamiento a la tienda de recambio. Por ello, vimos la necesidad de mejorar el servicio mediante el reparto a los talleres, algo en lo que hemos sido pioneros y todavía hoy consideramos una de las máximas de nuestra empresa. Muestra de ello son los más de 300 vehículos de reparto que, unidos a nuestros 54 puntos de venta repartidos por toda nuestra zona de influencia, nos permiten estar siempre lo más cerca posible de nuestros clientes. 

Equipo humano

Las personas son la parte más importante de nuestra empresa. Durante todos estos años, nuestro número de trabajadores ha ido creciendo en paralelo a la empresa, avanzando en su cualificación y preparación a medida que se han ido abarcando nuevos campos y se ha avanzado en la diversificación y especialización de productos y servicios.

Profesionalidad, cualificación y capacidad de adaptación: esas son las claves de un equipo humano que nos ha permitido seguir siendo en la actualidad los líderes del mercado.