Las averías más frecuentes en verano

01/08/2017   Noticias

Los fallos relacionados con el aire acondicionado son los más frecuentes en el período estival, pero no son los únicos. También hay que prestar atención a algunos elementos que tienen más probabilidades de sufrir averías durante estos meses, como el termostato y la válvula EGR.

El calor y los largos viajes son los principales enemigos para el coche en verano. A continuación vamos a enumerar algunos de los elementos del vehículo que con más frecuencia presentan fallos en estas fechas:

- Aire acondicionado

Entre las principales averías que aparecen con la llegada del calor están las relacionadas con el aire acondicionado. Tras casi un año sin usarlo, es habitual hacer un excesivo uso del climatizador. A veces, sólo será necesario llevar a cabo una recarga, pero un uso incorrecto de este sistema puede llevar también a un desgaste de los conductos, provocando una rotura de filtros o del compresor, en los casos más graves.

Aire acondicionado

- Termostato y electroventilador

El motor es otro de los grandes afectados en esta época del año, ya que se puede producir un sobrecalentamiento del mismo. Los responsables de esta avería tan molesta son el termostato y el electroventilador. Ambos elementos se encargan de controlar la temperatura y de regular y controlar el flujo constante del líquido refrigerante del sistema de refrigeración del motor. 

- Válvula EGR

En verano aumenta la cantidad de partículas suspendidas en el aire, que pueden acabar rompiendo la válvula por acumulación de residuos.

- Elevalunas

También los elevalunas pueden verse afectados en época estival al dispararse su uso tras su escasa utilización durante el invierno. Por lo general, la avería viene por una rotura del motor que los hace subir y bajar, por el cable que transmite ese movimiento o por la estructura por la cual circula el cable y sostiene el cristal.

- Otros elementos 

La batería y los neumáticos son otras piezas que pueden verse afectadas, debido fundamentalmente al desgaste y los pinchazos.

Para detectar todas estas averías, y en especial para prevenirlas, lo recomendable es revisar y poner a punto el vehículo antes de viajar, si bien los expertos recomiendan realizar un adecuado mantenimiento durante todo el año para evitar sorpresas indeseadas.