Javier Poncet: "En este momento de cambio, Calvo será de esas empresas que estarán en la final"

07/06/2019   Noticias

Dicen que cincuenta años no son nada. Pero, si se traducen en siete puntos de venta repartidos por el noroeste peninsular, una solución global de productos y servicios para el taller y, sobre todo, un capital humano basado en la experiencia y la formación continua, la cosa cambia. Calvo Electricidad del Automóvil, la enseña del Grupo Regueira especialista en electromecánica, estrena década más en forma que nunca. Hablamos con Javier Poncet, su gerente desde hace veinte años y la mejor muestra de que la energía, el tesón y la capacidad de adaptación al cambio son básicos en un sector que vive una revolución permanente. De sus inicios en el mundo del recambio y la posición actual de Calvo a los retos que plantea el futuro: nada se le escapa a este líder entusiasta que admite, en una clara analogía con el deporte, que su equipo tiene las cualidades necesarias para ganar el partido.

Javier Poncet

Javier Poncet en las nuevas instalaciones de Calvo Electricidad del Automóvil en A Coruña
 

- Háblanos de tus inicios en el mundo de la automoción.

- Empecé en este sector hace 30 años, en una empresa recambista ya desaparecida, que contaba con la distribución exclusiva de lubricantes Repsol. A través de mi tío, que era director general, surgió la posibilidad de entrar como vendedor de lubricantes en la delegación de A Coruña, y ahí comenzó todo. A Calvo llegué una década después, gracias a mi amistad con Anxo Calvo, de la familia propietaria. Mi situación personal me pedía un cambio y lo encontré asumiendo la dirección comercial, lo cual supuso un auténtico reto, ya que el mundo de la electricidad del automóvil era desconocido para mí.

- ¿Qué escenario te encontraste allí?

- En aquel momento, Calvo era una empresa seria y respetada, pero se hacía necesaria una renovación en ciertos aspectos. Vi claro que había que aprovechar todo lo bueno que teníamos, que era mucho, e introducir algunos cambios.

- ¿Cuál dirías que es la mayor fortaleza de Calvo ahora mismo, su valor diferencial con respecto a la competencia?

- No cabe duda de que somos una empresa extremadamente ágil desde el punto de vista comercial. Además, nuestra dimensión nos permite adaptarnos con muchísima rapidez a las circunstancias del mercado, algo que considero vital.

- Este año, la empresa celebra su 50º aniversario. ¿Cómo ha evolucionado el sector en general y la posición de la compañía en el mercado?

- Nos encontramos en un momento de cambio, acelerado por diferentes circunstancias: la maduración del mercado, la transformación radical de los hábitos de consumo, la evolución tecnológica de los vehículos... Esos cambios, sospecho, van a ser más rápidos de lo que algunos intuyen. Y, sin duda, eso va a ser una prueba de fuego para las empresas, ya que sobrevivirán solo las que sean capaces de adaptarse. Me atrevo a pronosticar que nosotros somos de los que estaremos aquí en la final. 

Folleto Calvo Electricidad del Automóvil

La empresa ofrece un amplio surtido de piezas de electromecánica de las principales marcas
 

- Además de la agilidad comercial que comentabas antes, ¿cuáles son las principales razones que contribuirán a que la empresa mantenga esa posición de liderazgo?

- La electricidad como especialización ha ido muriendo. Los talleres eléctricos, al margen de alguno de Vehículo Industrial, han ido desapareciendo, lo que nos ha obligado a reformularnos y dar el salto hacia la electromecánica. En este camino, el apoyo del Grupo Regueira, líder en mecánica, ha sido primordial. No obstante, sigue habiendo cierto nivel de especialización en nuestro equipo. Somos los impulsores de la electrónica dentro del grupo y contamos, además, con una posición destacada en la venta de productos clave, como máquinas eléctricas, aire acondicionado o baterías. En definitiva, hemos tomado un camino hacia una solución más global, pero sin perder nuestra esencia.

- Recientemente habéis trasladado vuestra tienda insignia de A Coruña, que se sitúa ahora en una nave anexa a la sucursal de AD Grupo Regueira, en el Polígono Industrial de A Grela. ¿A qué se debe esa decisión?

- A lo largo de los años se ha comprobado que la proximidad de las tiendas de AD Grupo Regueira y Calvo es una ventaja logística para ambas. De todas formas, a pesar de las evidentes sinergias que se producen en el día a día, comercialmente ambos centros son independientes, siempre respetando los parámetros que marca el Grupo.

Nueva tienda Calvo en A Coruña

 Vista de la fachada de la nueva tienda coruñesa, ubicada en el Polígono de A Grela
 

- Este traslado se ha sumado a las aperturas de los últimos años en Ponferrada, Bergondo y Gijón, contando ahora mismo la empresa con siete puntos de venta. ¿Vais a seguir con esa dinámica de expansión?

- Tanto en Calvo como en el Grupo Regueira en general estamos siempre abiertos a nuevas oportunidades de negocio, pero hay que tener en cuenta que la saturación geográfica y logística está empezando a traer ciertas limitaciones.

- Pasamos del futuro de Calvo al tuyo dentro de la organización. ¿Cómo se ve Javier Poncet en cinco años?

- Dentro de la estructura de la empresa, me veo de una forma similar. Al igual que hasta el momento me han ido llegando nuevas responsabilidades dentro de la empresa, mi aspiración es poder seguir haciéndole frente a todo lo que vaya surgiendo.

- ¿Un sueño por cumplir?

- Lo que me gustaría es ser capaz de sentirme más sereno en mi día a día, seguir desempeñando mi trabajo y asumiendo mis responsabilidades sin que ello suponga un desgaste extra, atemperando los picos de estrés lógicos en estos crecimientos tan grandes. Pero también tengo claro que, si una forma de ser te ha llevado a ciertos logros profesionales, es porque ha tenido esa contraprestación de ser extremadamente responsable. Es algo que no puedes elegir...

- La automoción y todas las profesiones que engloba son muy vocacionales. Por ello nos gustaría que, para terminar, nos indicases qué cualidades consideras imprescindibles para una persona que quiera iniciarse en este mundo.

- Yo creo que las cualidades vienen determinadas por las circunstancias. Y, en un contexto como el actual, en el que los cambios constantes obligan a replanteamientos constantes, la persona que quiera incorporarse a este sector o mantenerse en él tiene que tener, sobre todo, una enorme predisposición al cambio, una gran flexibilidad.